Qui_som-Quien_somos |cat·cas
Aquí no encontramos fronteras que nos clasifiquen ningún viaje, es en este apartado donde encontrareis las etiquetes más selectas que huyen de los viajes convencionales. Desde TIKU os queremos ofrecer algunas propuestas más culturales, marítimas, gastronómicas, rurales, musicales, artísticas, urbanas, marines, alpinas, arqueológicas o astronómicas del que es habitual. Este es el sitio donde los viajeros más diferentes y especiales tienen su lugar. Siguiendo el buen gusto de siempre os queremos ofrecer nuestra gran reserva de viajes. Esperemos que sean de vuestro gusto.
Del sueño americano al realismo mágico de Latino-América, hay mucha tierra en medio para poder describir todo este gran continente. Ni el pulmón del Amazonas, la Patagonia, Atacama, Chiapas, la salsa de las aguas del Caribe, el Cañón del Colorado, el rock de la Ruta 66, Yellowstone o les Rocosas pueden reflejar como hace falta una mínima parte de los encantos americanos. Porque a parte de la inherente naturaleza del territorio no podemos olvidar el peso que ha tenido el hombre. Desde la fascinante herencia precolombina a la innegable influencia de los Estados Unidos en los últimos años, un punto obligado para todo viajero.


El viejo continente guarda en la despensa las recetas de tota la vida para resultar infalible. Ciudades con historia, historias de arte en cada esquina, Europa se ha ido edificando con todos estos elementos que la han hecho año tras año todavía más bonita. Y es que a pesar del paso de los siglos, culturas, influencias, depresiones, imperios o modas siempre ha sobrevivido estando en el centro de todo. La combinación de antigüedad y modernidad es aquí donde coge forma, no queda ni un rincón que no cumpla estos requisitos. Desde el Atlántico, pasando por el Danubio, las aguas del nuestro Mediterráneo, Balcanes, Báltico, Alpes, más allá del Egeo hasta los Urales.
Dos grandes continentes en un sólo apartado. No es que se asemejen, es que la variedad de culturas es tan grande que resulta imposible unificar alguna región. Multiculturalidad, religiones, idiomas o nacionalidades son términos que se quedan pequeños para definir la paleta de colores que conforman su gente. Un territorio empieza donde se acaba el Mediterráneo pasando por el Mar Cáspio y el Golfo de Bengala, el desierto de Gobi, Australia hasta las incontables islas del índico. Centenares de años de historia se encuentran tras nombres como Persia, Kioto, China, India, Mongolia, Jerusalén, Filipinas o Indochina.
El concepto de viaje va a comenzar a coger sentido el día que los primeros exploradores pisaron tierra africana. Si hay un continente que cautive a todo el mundo por igual, este es sin duda África. La honestidad de su paisaje, la franqueza de sus pueblos y la viveza de animales, fauna i flora, hace que nos sentimos más niños que nunca. África encanta, ya sea en forma de desiertos, sabana, ríos, montañas, o simplemente por su inmensidad. Es aquí donde la arquitectura nos rompe los esquemas: Tombuctú, Luxor, Marrakech o Lalibela. Nuestros ojos ya no verán nunca más de la misma manera.